El legado científico y artístico del cometa Donati

El 10 de Octubre de 1858 tuvo lugar el máximo acercamiento a la Tierra del cometa Donati. Este cometa, llamado popularmente “espiga de oro”, destacó por su belleza, y supuso una gran inspiración para artistas de todo el mundo.

Sobre el cometa Donati y su descubrimiento

El cometa Donati (C/1858 L1 o 1858 VI) fue descubierto por el astrónomo Giovanni Battista Donati el 2 de junio de 1858. En aquel momento parecía una nebulosidad débil en la constelación de Leo, pero según se fue acercando al Sol, fue aumentando gradualmente su brillo y desarrollando tres colas (una de ellas de gran tamaño y dos más débiles). Pasó por su perihelio el 30 de Septiembre de 1858, y su máximo acercamiento a la Tierra tuvo lugar poco después, el 10 de Octubre.

Donati apareció en una época en la que la astrofísica moderna comenzaba a desarrollarse. De hecho fue el primer cometa en ser fotografiado, con y sin telescopio.

Bond's Donati Comet
28 Sept. 1858 – Ampliación Placa III, G. P. Bond

Esta primera astrofotografía de un cometa fue parte del exhaustivo estudio realizado por astrónomo George Phillips Bond y publicado en su monografía An Account of the Great Comet of 1858.

Aún así, la mayor parte del legado científico de 1858 VI sigue estando en forma de dibujos. Aquí van algunos ejemplos:

De entre todos los astrónomos que registraron el paso de este cometa, cabe destacar Carl Fredrik Fearnley, de la Universidad de Oslo, que realizó unos asombrosos estudios astrométricos y sobre el cambio en la coma del cometa:

La espiga de oro

El gran impacto visual de Donati inspiró a artistas de todo el mundo, que lo dejaron plasmado en diversas obras.


Samuel Palmer y William Turner de Oxford a la caza del cometa Donati

Samuel Palmer y William Turner de Oxford fueron artistas contemporáneos del romanticismo británico. Ambos son principalmente conocidos por sus pinturas paisajistas y por sus juegos de luces.

Estas acuarelas, en las que Donati es el centro de la acción, están basadas en la visión que tuvieron del cometa el 5 de Octubre, día en el que pasaba sobre la estrella Arturo. La estrella queda representada en una posición precisa en la obra de Palmer, pero no lo hace en la de Turner. Además también pueden distinguirse las estrellas ε, δ y η Bootis y alguna que otra de la constelación de Corona Borealis.


El cometa Donati se hace un hueco en los recuerdos de William Dyce en la bahía de Pegwell
William Dyce, Pegwell Bay, Kent – a Recollection of October 5th 1858
William Dyce, “Pegwell Bay, Kent – a Recollection of October 5th 1858”

Esta pintura de William Dyce fue inspirada por una visita de su familia a la bahía de Pegwell. En ella se ve como, con la marea baja, los miembros de la familia recogen conchas y fósiles. Dyce era aficionado a la geología, lo que queda reflejado en la representación de los estratos en los acantilados.

A diferencia de los dos ejemplos que ya hemos visto, en este caso la acción no se centra en el cometa Donati, que se puede ver como un tenue trazado en el cielo de la escena.

Esta obra puede entenderse como una meditación del lugar del ser humano (familia en la playa) en el tiempo (estratos) y en el espacio (cometa Donati).


Otros ejemplos de pinturas con representaciones del cometa Donati son la de James Poole o la más recientemente “rescatada” de Clementina Heathcote:

Hay multitud de acuarelas, dibujos y grabados como éstos a cuyos artistas no he conseguido rescatar. Muchos de ellos acompañaron a textos en periódicos, revistas, libros infantiles, … hasta comienzos del siglo XX.

Otra curiosa aparición del cometa Donati es la que hace en la novela Héctor Sarvadac de Julio Verne, en una ilustración de Paul Philippoteaux:

Hector Servadac
El cometa Donati en la novela de J. Verne Hector Servadac

Este último ejemplo nos ayuda a adentrarnos en el género literario,en el que el cometa también dejó su traza. Escritores como C. Dickens, J. Hawthorne o J. Verne lo mencionan en sus diarios:

The road from Florence, after passing our big iron gate on the east, continued on westward, beneath the tower and the parapet of the grounds; beyond extended the wide valley of the Arno, with mountains hemming it in, and to the left of the mountains, every evening, Donati’s comet shone, with a golden sweep of tail subtending twenty degrees along the horizon. The peasant folk regarded it with foreboding; and I remember seeing in the book-shops of Rome, before we left, pamphlets in both Italian and English, with such titles as “Will the great comet, now rapidly approaching, strike the earth?” It did not strike the earth, but it afforded us a magnificent spectacle during our stay in Montauto, and the next year it was followed by war between Austria and France and the evacuation of Venice.

– Julian Hawthorne

Dentro del género literario la lírica se lleva la guinda del pastel:


La comète de 1858

Motivado por los misterios que albergaba y por su naturaleza, el poeta Henri Calland escribía en 1860 este poema:

Astre nouveau pour nous, qui traversant l’espace,
Prolonge vers le Nord ta lumineuse trace,
Des soleils de la nuit toi qui sembles le roi,
Hôte de notre ciel, salut, salut à toi !
Mystérieux navire au sillage de flamme,
Tu glisses dans les airs sans boussole et sans rame :
Lorsque le Dieu du jour disparaît au couchant,
Toujours plus radieux on te voit approchant.

– Henri Calland, La comète de 1858


The Comet at Yell’ham

Thomas Hardy dedica tres de sus obras a cometas, objetos celestes que le fascinaban. La primera de todas ellas es este poema, de la colección Poems of the Past and the Present (1902), inspirado por sus recuerdos del cometa Donati. En él nos recuerda la efimiridad del tiempo y lo infinitesimalmente pequeños que somos en comparación con el universo:

It bends far over Yell’ham Plain,
And we, from Yell’ham Height,
Stand and regard its fiery train,
So soon to swim from sight.

It will return long years hence, when
As now its strange swift shine
Will fall on Yell’ham; but not then
On that sweet form of thine.

-Thomas Hardy, The Comet at Yell’ham


Otros ejemplos de poemas inspirados en este evento son The Comet de Charles Sangster o The Great Comet of 1858 de Alexander D’Orsey. Algunos también fueron publicados en revistas y periódicos, como Adress to the comet en Sydney Morning Heral o To Donati’s Comet of 1858 en Ladies’ Repository.

El legado del cometa Donati

El cometa Donati fue un detonante para la divulgación científica por su impacto visual. Personas de diferentes orígenes y contextos quedaron fascinadas por el evento, y así lo dejaron plasmado en sus obras, que llegaron a un público más amplio por su variada naturaleza.

Advertisements

2 thoughts on “El legado científico y artístico del cometa Donati

Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: