Orión

Orión es una de las constelaciones más conocidas del firmamento, y con él todos los objetos que acuna, pertenecientes a un súper complejo nebular de cientos de años luz de diámetro. Éste está compuesto por todo tipo de nebulosas: de reflexión, emisión, oscuras, … ¡Aquí va mi representación! Tomada desde las Inviernas la fría noche del 30/12/16.

¿Qué tenemos aquí?

Orión (haz click para más calidad 😉 )

La más famosa de todas estas nebulosas es la de Orión, visible a simple vista sobre la espada de la figura del gran cazador. Se trata de toda una incubadora estelar, las estrellas que se forman ionizan el gas de su entorno, también reflejando su luz en el polvo.

Otras de las nebulosas más características de la zona son las de la Cabeza de Caballo y la de la Flama. La primera de ellas es una nebulosa oscura – una nube de gas fría y oscura – visible gracias al contraste generado por la nebulosa de emisión del fondo. Fue descubierta por la magnífica Williamina Fleming (<3). Por su parte, la de la Flama es una nebulosa de emisión, el contraste generado por una nube oscura hace que parezca estar en llamas.

También cabe destacar el bucle de Barnard. Cubre unos 600 minutos de arco visto desde la Tierra y se cree que pudo ser originado por una súpernova.

Otro objeto muy llamativo de la zona es la Nebulosa de la Bruja, una nebulosa de reflexión (cuya luz reflejada puede ser procedente de Rígel) de la constelación adyacente Eridanus.

Equipo y condiciones

Nikon D5100 – Sigma APO 70/300
70mm – F5.6 – 65×180” – ISO 1600
SW StarAdventurer
DSS, PS 2015, LR 6.0

Todo comenzó la noche del 30 de Diciembre, que fue de todo menos cálida, -10ºC a la intemperie, parados durante horas haciendo astrofotografía. A pesar de las orejas frías fue una muy buena noche (más le valía), no sólo por el seeing, que se portó bastante bien, ni por no tener ningún problema técnico – que ahora se ha convertido en algo muy común en todas las sesiones – sino por la compañía y los caldos y chocolates calientes 🙂

Los problemas llegaron más tarde, a la hora de procesar la foto. Al haber visto Orión tantísimas veces en la pantalla, pensé que sería un objeto sencillito, pero me ha dado más dolores de cabeza que ninguno. El rango dinámico de la zona, los múltiples gradientes que me salían por la contaminación lumínica, problemillas con las tomas de calibración y otros tantos factores han hecho que haya ido retrasando cada vez más el procesado final, pero al final he salido bastante contenta y con una idea súper clara: ORIÓN ES TODO UN RETO. A partir de ahora valoraré muchísimo más todas las fotos de esta magnífica zona.

Las imágenes del post son de la versión 2.0, esta es la primera versión (#fucsiapower):

Orión, versión 1

firma-oscura

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: